Curso de verano de la Universidad de Infantes.”Nutrición y Salud” “La Música y la Salud”

El sábado 23 de Julio de julio de 2016, de 20 a 22 horas, tuvo lugar, en el Salón de Sctos de la “Fundación José María Jaime”, el curso “Nutrición y Salud” “La Música y la Salud”.

Dio la bienvenida, en nombre del Rector Presidente y moderó la mesa, el Dr. D.Vicente Arias Díaz, responsable de relaciones institucionales de la U.L.I. Así mismo pronunció unas palabras de agradecimiento a la Junta Directiva de la Fundación y de forma especial a su Presidente el Ilmo. Sr. D. Gabino Marco que se encontraba en la sala.

Intervinieron en primer lugar el Profesor Dr. D. Antonio Villarino Marín, Catedrático de la Universidad Complutense de Madrid y Presidente de la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación y Miembro Junta Directiva ULI, desarrolló la ponencia:  “¿Estamos perdiendo la Dieta Mediterranea?”

A continuación el Dr. D. Carlos Iglesias Rosado, Profesor de la Universidad Alfonso X el Sabio, Coordinador del Grado de Nutrición Humana en la misma y vocal de la Junta Directiva de la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación,  desarrolló la ponencia: ¿Estamos inmersos en un ambiente obesogénico en España?

Por último el Dr. D. Crispín Gigante Pérez, Profesor de la Universidad de Alcalá de Henares y músico por el Real Conservatorio de Música de Madrid, entre otros títulos académicos, disertó sobre:  “La Música y la Salud”

El catedrático profesor Dr. D. Antonio Villarino Martín y el profesor Dr. D. Carlos Iglesias Rosado resaltaron la importancia del aceite de oliva, del vino y las legumbres en la prevención del riesgo cardiovascular, así como en la prevención de la obesidad y otras enfermedades metabólicas como la diabetes. Surgieron interesantes preguntas en el animado debate relacionadas con los alimentos transgénicos y las propiedades de los alimentos congelados.

El conocimiento y la cultura de una alimentación saludable entre los ciudadanos y en la población general es fundamental en la prevención de enfermedades crónicas como la diabetes tipo II, en la prevención de accidentes vasculares y en la mejora de la calidad de vida y en la expectativa de vida.

El Dr. D. Crispín Gigante Pérez, disertó sobre la trascendencia de la música en la salud humana en diferentes situaciones de salud y enfermedad y de los efectos tanto terapéuticos como de mejoramiento de la salud en situaciones de no enfermedad. Una de las ideas que transmitió en su intervención sobre la música: “La música es el único de los placeres que comparten los dioses con los humanos”

En esta conferencia se evidenció cómo la música puede ser una herramienta lo suficientemente potente como para influir sobre aspectos fisiológicos, emocionales y conductuales que, si es bien utilizada, pueda generar cambios en la salud, el bienestar y la calidad de vida de las personas, indistintamente del estado de salud en la que esta se encuentre. En este sentido, se argumentó la idoneidad de la expresión: “La música en los cuidados de la salud”, sobre el término Musicoterapia, dado que, no siempre se utiliza con objetivos estrictamente terapéuticos.

Se pudieron escuchar diferentes músicas que pueden ser utilizadas con distintas finalidades en función de sus características, teniendo en cuenta que, las músicas y los sonidos son infinitos, las personas son únicas e irrepetibles y que, la misma música en diferente momento puede generar efectos distintos en la misma persona, por lo que la prescripción musical debe personalizarse siempre que quiera ser aplicada con objetivos saludables.

Se mencionaron a Valentín Fuster y a Grande Covián, entre otros, en relación a la relación del riesgo cardiovascular y la alimentación.

Se llegó a concluir que estamos inmersos en un ambiente obesogénico y que se está abandonando la dieta “mediterránea” en la sociedad Española en la actualidad.

La salud y la música, La dieta mediterranea

 

 

Un comentario

  1. El aceite de oliva uno de los alimentos que produce el Campo de Montiel y Villanueva de los Infantes:
    El aceite de oliva tiene alto contenido en ácido oleico, polifenoles del aceite de oliva y vitamina E.
    El ácido oleico es el ácido graso con mayor presencia en el aceite de oliva. El cual contribuye a mantener los niveles normales de colesterol cuando se sustituyen las grasas saturadas por insaturadas en la dieta.
    El consumo de polifenoles del aceite de oliva contribuye a la protección frente a la oxidación de las células sanguíneas. Un daño oxidativo de estas células, podría contribuir al desarrollo de enfermedades cardiovasculares.
    La vitamina E es un importante antioxidante, el cual protege a las células del daño oxidativo.

    Estos beneficios de salud han sido aprobados por la European Food Safety Authority (EFSA) y están autorizados por la Comisión Europea. Además la Food and Drug Administration (FDA), ha aprobado una alegación sobre salud en relación a las grasas monoinsaturadas (acido oleico) del aceite de oliva y su relación con enfermedades cardiovasculares; “evidencias científicas limitadas pero no concluyente, sugieren que el consumo de cerca de dos cucharadas -23 gramos- de aceite de oliva al día puede reducir el riesgo de enfermedad cardíaca coronaria debido a la grasa monoinsaturada en aceite de oliva.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *