“EL VIRÚS-CANALLA QUE NADIE SABE DE DONDE LLEGO, DEBATES SIN SOBREMESA”

EL CORONA VIRUS, EN EL TRIGÉSIMO TERCER DÍA DE LA ALARMA SANITARIA EN ESPAÑA Y DE CONFINAMIENTO GENERAL, GUADALAJARA, 16,30 DE LA TARDE

La Organización Mundial de la Salud elevó el pasado 11 de marzo de 2020 la situación de emergencia de salud pública ocasionada por el COVID-19 a pandemia internacional.

La expansión del patógeno SARS-CoV-2, iniciada en la ciudad china de Wuhan (Hubei) a finales de 2019, avanza de forma inexorable, y hasta cierto punto inexplicable, de tal manera que la enfermedad que causa llegó a ser declarada “pandemia internacional” por la OMS el 11 de marzo de 2020.

A día de hoy, cerca de dos millones y medio de personas en 180 países del mundo han sido ya diagnosticadas de la enfermedad Covid-19 y más de 160.000 han perdido la vida. Pero mientras que en el gigante asiático el virus muestra claros síntomas de remisión, la pandemia golpea con especial virulencia en Europa y Norteamérica: Estados Unidos, Italia, y España son países donde el drama es especialmente dramático y doloroso.

Pero ¿de dónde viene este maldito virus que con tanta saña nos está atacando y que tiene encerrada a la mitad de la humanidad a cal y canto en nuestras casas? No estamos seguros; hay varias teorías en circulación y con la expansión de las redes sociales, peor aún, pues con “las fake news” y bulos, todo se complica y nos siembra de dudas. A día de hoy tenemos aceptada la hipótesis oficial que revela que esta es una enfermedad zoónica que ha sido trasmitida al hombre de manera directa o indirecta desde el mundo animal; y es cierto que las evidencias apuntan a esta hipótesis ya que hay un vínculo entre el 2019-nCoV y otros corona-virus conocidos que circulan en murciélagos, sobre todo de la especie Rhinolophus muy abundantes en Asia y concretamente en China.

Hay estudios recientes que han identificado más de 500 CoV en murciélagos en China y de los estudios serológicos realizados en las poblaciones rurales chinas cercanas a las cuevas pobladas por murciélagos indican una seroprevalencia del CoV del 2,9%.

A pesar de todo, sigue sin clarificarse de manera definitiva la ruta de transmisión al hombre; si bien, la hipótesis más aceptada y la más plausible, apunta a la existencia de un animal huésped intermedio, incluso los expertos consideran que bien podría ser el pangolín malayo; a día de hoy no hay evidencias concluyentes y aún habrá que esperar la confirmación definitiva por parte de la ciencia.

Sin embargo, hay otras teorías circulando por el mundo, además alimentadas ni más ni menos que por los dos dirigentes de los dos grandes países, China y Estados Unidos respectivamente. La guerra fría entre estos dos países que viene desarrollándose desde hace ya tiempo por la hegemonía tanto tecnológica, científica como económica podrían estar relacionadas con este virus que nos mantiene paralizados y que desde luego va a ser el origen de un inmenso cambio en las relaciones humanas, económicas y políticas; nada volverá a ser como era.

El dirigente chino Xi Jinping, presidente de la República Popular China, ya anunció que el virus no es chino, sino que en las pasadas competiciones militares celebradas el pasado octubre en Wuhan, los atletas americanos lo introdujeron intencionadamente en el país. Por otra parte, el dirigente norteamericano Donald Trump, presidente de los Estados Unidos de América, con más vehemencia, habla del “virus chino”, y ha ido más allá, pues estos días ha advertido a China del inicio de una investigación y sus consecuencias si se demuestra que China es responsable de haber causado de manera intencionada y artificial este brote de “corona-virus”.

Alrededor de todo este embrollo se construyen distintas teorías de conspiraciones y acciones muy variadas, incluyendo bulos. que desde la tecnología 5G hasta las más disparatadas “Fakes”, en definitiva, una guerra fría que en este caso se torna penosa y dramática por la conquista del poder. Por lo tanto, hemos de tener cuidado y hay que ser muy reflexivos y aceptar que aunque a día de hoy la teoría oficial, (enfermedad zoónica vírica), es sin lugar a dudas la más creíble y la más confiable, lo cierto es que aún no está científicamente demostrada o eso es lo que hasta hoy yo he podido saber.

Recordé estos días algo que leí meses atrás, me afané en buscarlo y refrescarlo, lo encontré, y se trata de la teoría de dos grandes científicos, (Fred Hoyle; fue un físico heterodoxo, que desarrollo la teoría de la núcleo-síntesis del carbono por la que su colega W. Fowler gano el Nobel en 1983, y se le excluyó injustamente, se oponía a la teoría del Big-Bang, nombre que él había acuñado en plan despectivo y Chandra Wicckramainghe);  pues estos astrofísicos dieron su explicación a las líneas espectrales correspondientes al polvo interestelar, polvo que tradicionalmente se ha considerado formado por cristales de hielo; y que de acuerdo con su análisis esas líneas espectrales, son consistentes con virus y otros microorganismos. De acuerdo a esto, postularon que los brotes repentinos de enfermedades, a los que no tenemos resistencia y que normalmente tienen un origen localizado, son causados por virus que llegan a la tierra del espacio exterior; así se explicarían los conocidos casos que han ido ocurriendo localmente como ocurrió con la sífilis en el siglo XV., la mal conocida como gripe española en 1919 y el SIDA en el siglo XX.

Posteriormente, en 2003, Chandra Wirckramansinghe junto a sus colegas, escribieron en la revista médica The Lancet, que el SRAG (Síndrome Respiratorio Agudo Grave), estaba provocado por los microbios llegados desde un cometa; esta hipótesis  la apoyaban con las muestras de aire recogidas de la estratosfera en 2001 por la Indian Space Research Organization (ISRO);  y que evidenciaban la existencia de microbios en ellas, argumentaban además que el aire de capas inferiores no podría  alcanzar alturas de hasta 41 Kms., otros científicos han descartado la teoría de  Wirckramansinghe y sus colaboradores.

Si uno mira la esfera terrestre, sí que resulta al menos curioso lo localizada que está esta pandemia en su agresividad inicial; y es entre los dos o tres paralelos donde se encuentra Wuhan,  (origen de esta pandemia) donde están situados los países en los que el inicio de la pandemia ha sido más mortífera: China, Corea, Japón, Estados Unidos, España, Francia, Italia; y muchísima menos incidencia al sur del Ecuador.

Lo cierto y verdad a esta fecha, es que el origen de este virus sigue envuelto en el misterio y, como muchas otras cosas que rodean a este canalla-virus, tendremos que esperar aún un tiempo para conocer todos los detalles que sin duda la ciencia acabará por desvelar. Igualmente, cierto es que este canalla-virus, como dice la canción, nos ha robado el mes de abril y mucho me temo que nos robe una parte del siempre florido mes de mayo. Paciencia y prudencia.

Rafael Maria Ruiz Rodriguez.
Guadalajara,  trigésimo tercerdía de la alarma sanitaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.